Publicado el Deja un comentario

Abengoa Chile: "La buena gestión en prevención de riesgos da resultados"

Cuando se realizan trabajos en altura es imposible no exponerse a un cierto porcentaje de riesgos, pero cuando éstos son controlados, previstos y bien gestionados, lograr un resultado exitoso es una consecuencia lógica. Así lo pudimos comprobar en Abengoa Chile, filial de Abengoa España, una de las 3 empresas constructoras más grandes del planeta y donde se ha desarrollado un muy serio trabajo en gestión de Prevención de Riesgos.

Visitamos a Leonardo Virán, Jefe del Departamento de Prevención de Riesgos de la empresa, quien compartió con nosotros su experiencia sobre lo que significa estar a cargo del cuidado y la prevención de riesgos para una masa de más de 2.000 personas y ser responsable de la buena ejecución de más de 5 millones de HH de exposición al riesgo anuales, con una proyección para el 2015 de 7 a 10 millones.
Abengoa Chile es conocida en el mercado por temas de montaje electromecánico, particularmente líneas eléctricas, no obstante en los últimos años hemos migrado a otro tipo de negocios: desaladoras, plantas solares (fotovoltaicas , de tecnología cilindroparabólicas y de torres), acueductos, montaje minero eléctrico y mecánico, etc. lo que nos ha diversificado.
“Hace 2 años el 90% de nuestra operación era de líneas eléctricas, hoy es el 10%”
Se están diversificando fuertemente…
– Así es, en Abengoa Chile vamos a iniciar generación con las plantas solares y tenemos Abengoa transmisión también. Además en temas de infraestructuras y en los próximos años queremos diversificarnos en otro tipo de cosas. Nos interesa particularmente la infraestructura en hospitales, construcción de cárceles, concesiones, etc.
Con 2.000 personas trabajando en la compañía, el trabajo de prevención de riesgos debe ser una tarea no menor…
– Sí, el equipo de Prevención de la compañía al día de hoy son unas 42 personas.

¿42 Prevencionistas?

– No son todos necesariamente lo son porque los equipos también tienen Jefes de Prevención de Riesgos, prevencionistas de terreno, supervisores HC, además de personal como gestores de documentales que son los secretarios técnicos y paramédicos. En esencia, todas las personas que están metidas en temas de seguridad son parte del equipo de Prevención de Riesgos.
Este equipo que se maneja desde Santiago, tiene dependencia directa conmigo en términos operacionales políticos y estratégicos y reporta directamente a la Gerencia General de la compañía.
¿Cómo son sus índices de accidentabilidad?

– Nuestros índices de seguridad en general son buenos; el año pasado cerramos en 0,28 el índice de accidentabilidad, eso quiere decir que tenemos 1 accidente, con unos 8 días perdidos por cada millón de horas hombre desarrolladas.
Estamos hablando de 5 accidentes al año…
– Así es, 5 accidentes anuales con 50 días perdidos en los últimos 2 años, que es un número muy bajo para la realidad País.
Eso habla de políticas muy exigentes de prevención y seguridad…
– Sí, yo creo que en Chile hemos mejorado mucho nuestra performance en seguridad, particularmente al trabajar mucho en minería, hay clientes que son muy poderosos en temas de seguridad como Minera Escondida y BHP. Nuestras políticas están alineadas a esos estándares. Hemos aprendido y crecido mucho ya que si yo tengo accidentes o una mala cultura de seguridad, los clientes no me van a contratar. En un mercado que es altamente atomizado y muy competitivo, necesito diferenciarme en temas de calidad, sustentabilidad y seguridad. Hoy en el mercado en temas de línea somos bastante bien vistos en temas de Seguridad.

¿Existe mucho riesgo en los trabajos de líneas?

– El tema de montaje electromecánico son operaciones muy peligrosas y si tienes un accidente las probabilidades que sea grave o fatal es muy alta.
¿Cuáles son los principales puntos críticos en este tipo de trabajo?
– Los más críticos son 3: todo trabajo en altura, todo trabajo con interacción de energía y trabajos con equipos móviles o vehículos.
¿Y qué equipos utilizan para esto?

– En el primer tipo desde el 2009, hemos trabajado con Segma, inclusive tuvimos un equipo propio que era bastante robusto y que tenía una muy buena sensación de seguridad. Era un equipo “Cobra” con modificaciones. Luego avanzamos a equipos de 3 argollas, después 4 argollas para finalmente a comienzos del año pasado avanzar a un equipo más profesional como lo es el “Patagon”. En paralelo también avanzamos con mosquetones distintos, nuevos accesorios, el uso de líneas de vida horizontales, verticales, equipos certificados, etc.”
¿Cómo les ha apoyado Segma en esto?

– Nosotros tenemos proveedores que son críticos, particularmente aquellos que están orientados a los riesgos de fatalidad. Junto con Segma hemos hecho un trabajo bastante bueno ya que la cantidad de incidentes con equipos de altura son bastante menores en relación a los que teníamos antes; también está la reglamentación nueva (la norma del ISP) que para poder cumplirla le pedimos ayuda a Segma en su momento.
En este caso el “Arnés Patagon” era un arnés que nos permitía cumplir con la norma de la autoridad y nos daba confianza. Al día de hoy es uno de los equipos estables de la compañía. En Abengoa el único arnés de seguridad que se usa es marca Segma, no hay ningún otro arnés ya que en temas de altura hay que estandarizar todas las operaciones y ahí se generan políticas, estándares y protocolos específicos y lo mismo se replica para temas eléctricos.

¿Qué importancia tienen las capacitaciones?
– La idea es ir avanzando en mejores equipos pero también es importante otros elementos, como son la formación, participación y capacitación. Hay que hacerle la capacitación y formación específica, los exámenes médicos, los de alcohol y drogas junto a los cursos y talleres.
La norma exige un curso con material para que el trabajador conozca su sistema personal de detención de caídas. La idea es para nosotros tener el mejor “hardware” y luego avanzar mucho en este “software” de capacitación y entrenamiento.
¿Cuales son los tips que le daría a quienes van a trabajar en altura?
– Primero es que el que va a trabajar en altura tiene que saber sobre el tema y sus riesgos. La posibilidad de que una persona sin entrenamiento se accidente es muy alta.
Lo segundo es que la empresa donde vaya a trabajar sea también consciente de esto y le entregue todo el equipamiento de protección específico, que lo forme en procedimientos y buenas prácticas y que tome otras medidas más de ingeniería para proteger al trabajador. No es lo mismo que un trabajador suba a una torre por sus medios a que lo haga en un camión pluma, o que cuente con yoyo retráctil o líneas de vida específicas amarradas cada 2 o 3 metros.
Hay que entender que tras la vida de un trabajador hay 3 , 4 o 5 vidas más que dependen de él y que con un accidente no solo se destruye una vida, también se destruye una familia.
 “La empresa te puede pasar los mejores equipos, pero si el trabajador no los usa, los usa mal o no le enseñaron bien, las consecuencias pueden ser fatales.
Por eso en Abengoa no hay nadie que pueda trabajar en altura sin la experiencia necesaria, los talleres formativos y los exámenes médicos específicos aprobados.
Links relacionados:
http://www.abengoa.cl

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.