Publicado el Deja un comentario

Amortiguadores de caídas: La diferencia entre caer y caer con seguridad

Cuando un automóvil va a 120 kms hora y se enfrenta a una muralla, detiene su marcha en una centésima de segundo. La fuerza y energía generadas llegan a cero en un instante generando un gran impacto y consecuencias tremendas.
Imagina ahora que no existiese la muralla (eliminamos el impacto) y el automóvil igual pudiese bajar la velocidad de 120 a 0 km. por hora en un segundo; puedes imaginar lo que pasaría? Probablemente aunque no exista impacto, al detenerse en seco en una centésima de segundo, toda la estructura del automóvil que venía con una tremenda energía tenderá naturalmente a intentar seguir, generando una sacudida que provocará consecuencias muy similares al impacto con una muralla.
Para que esto no ocurra en una caída, todo equipo anticaídas debe contar con un absorbedor de caídas, que debe ser capaz de disminuir la fuerza de frenado hasta valores tolerables al intercalarlo entre el arnés y el punto de anclaje.

¿Cómo funcionan los Amortiguadores de caída?
Su principio de funcionamiento está basado en una cinta cosida o unida de otra forma sobre sí misma. En caso de una caída, esta cinta cosida comienza a romperse y desgarrarse en las costuras de manera que va frenando progresivamente la caída.
Generalmente la sección de cinta cosida que se desgarra está recubierta por una funda de plástico termorretráctil. Esta funda no se debe quitar, ya que las pruebas se realizan con el plástico puesto.

¿Dónde se ubica el absorbedor de caída?
En la gran mayoría de los casos el absorbedor debe estar cerca del arnés, de esta manera la fuerza que lo activa es la que está llegando a la persona ya que por ejemplo en una caída desde un borde, la fuerza que llega al accidentado no es la misma que llega al anclaje, ya que el roce con el borde disminuye la fuerza de manera que si se pone el absorbedor en el punto de anclaje, puede que no se active porque le llega poca fuerza. Sin embargo, a la persona le puede llegar una fuerza mucho mayor. Por esa razón, se debe colocar el absorbedor cerca del arnés.

Precauciones al revisar
Cada vez que se revisan los equipos personales anticaídas se debe observar que el amortiguador de caída no ha empezado a desplegarse, comprobando las costuras que se han podido romper y viendo que están dentro del rango de utilización. Si lleva plástico protector debe estar entero. Un punto delicado es la zona de roce entre el plástico protector y la cinta o cuerda del equipo de amarre.
Toda nuestra línea de amortiguadores de caída aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *