Publicado el

Planifica y gestiona la seguridad en tu proyecto industrial gracias a la metodología japonesa 5S

En el trabajo en altura, los errores pueden ser fatales y los accidentes ocupacionales causados por caídas siguen siendo un problema grave de salud pública. Pero las caídas desde el mismo nivel y también las caídas en altura pueden ser prevenidas con el método japonés 5S, que ordena espacios, clasifica elementos y potencia la limpieza en el área de trabajo, obteniendo grandes resultados en el ámbito de la prevención de riesgos laborales.


En reportajes anteriores mencionamos la importancia de no esperar a que se produzca un accidente antes de tomar las medidas para actualizar el plan de protección contra caídas. Toda empresa debe aspirar a prevenir las caídas antes que ocurran, cambiando los procesos o el ambiente de trabajo.

El método de las 5S es una técnica de gestión que nació en Japón. La primera vez que se implantó fue en una fábrica de producción de Toyota en los años 60, con el objetivo de lograr lugares de trabajo mejor organizados, más ordenados y más limpios de forma permanente, para obtener una mayor productividad y un entorno laboral seguro.


Su nombre se debe a la primera letra en común en japonés de cada uno de los cinco etapas que forman el método, que son:

Clasificación (Seiri): Eliminar del espacio de trabajo de trabajo todo lo que sea inútil.
Orden (Seiton): Organizar el espacio de trabajo de forma eficaz.
Limpieza (Seisō): Mejorar el nivel de limpieza de los lugares.
Normalización (Seiketsu): Prevenir la aparición de la suciedad y el desorden.
Mantener la disciplina (Shitsuke): Fomentar los esfuerzos en este sentido.

Suena lógico, pero, ¿cómo podemos aplicarlo en el trabajo en altura? Si analizamos un poco,  veremos que estarán presente muchos focos de generación de accidentes. Por ejemplo, en techumbres, es indispensable retirar del área de trabajo todos los desperdicios, cajas, pallets. Esto nos ayudará a mejorar la seguridad de los trabajadores, ya que se reduce la probabilidad de accidentes tales como tropiezos, pisadas de objetos, resbalones o caídas, entre otros.

Otra forma de aplicar la metodología 5S es identificar todos los potenciales peligros de tropiezo y caída antes de comenzar el trabajo, como aberturas no protegidas en el piso, bordes, cables, tragaluces, pozos de escaleras, aberturas y bordes en el techo.

Y una tercera manera de aplicar esta técnica japonesa de organización es comprobando que tengo bien puestos los elementos de protección personal EPP cada vez que vayamos a usarlos. Una muy buena costumbre es llevar a cabo un chequeo visual del equipo del compañero. Esto en inglés se conoce como Buddy Check y es de gran ayuda. Resulta mucho más fácil detectar errores en un equipo que tengamos frente a nosotros, que en el que llevamos puesto.