Publicado el

¿Cómo elaborar un programa de protección anticaídas?

A pesar de todas las precauciones que se puedan tomar, las caídas de altura siguen siendo un desafío serio de seguridad ocupacional y son la causa más frecuente de accidentes fatales en las obras de construcción. Por esta razón, saber elaborar un buen programa de protección contra caídas, con el fin de estandarizar los procedimientos a seguir y así disminuir la potencialidad de lesión o daño de los trabajadores.

Un programa de protección anticaídas es una medida preventiva que consiste en la planeación, organización, ejecución y evaluación de las actividades identificadas por el empleador como necesarias de implementar en los sitios de trabajo en forma integral. Los programas más efectivos son aquellos en los cuales los empleadores colaboran estrechamente con sus trabajadores para identificar peligros de caídas. El jefe de obra, los prevencionistas de riesgos y los propios obreros deben conocer los procedimientos para el trabajo en alturas desde los procesos de inducción, capacitación y entrenamiento.

Algunos aspectos clave para elaborar un programa de protección anticaídas y garantizar el cumplimiento de las regulaciones y normas son:

  • Identificar todos los potenciales peligros de tropiezo y caída antes de comenzar el trabajo.
  • Buscar los peligros de caídas como: aberturas no protegidas en el piso, bordes, cables, tragaluces, pozos de escaleras y aberturas y bordes en el techo.
  • Incluir el uso de líneas de advertencia, áreas designadas y zonas de control.
  • Siempre leer todas las instrucciones y advertencias antes de usar cualquier equipo anticaídas.
  • Todo equipo anticaídas debe inspeccionarse cada vez que se vaya a usar y también es importante revisar los puntos de conexión o anclaje.
  • Todos los trabajadores deben ser entrenados por una persona competente en el debido uso de productos anticaídas.
  • Para reducir al mínimo el tiempo transcurrido entre la caída y el suministro de atención médica al trabajador, debe establecerse un protocolo de rescate en el programa de protección anticaídas.
  • Después de una caída,  debe retirarse del servicio todos los componentes del sistema para detención de caídas. Esto incluye arneses, líneas de vida y elementos de anclaje.

Es importante, también, recordar que cada trabajo es diferente y presenta distintos de riesgos de caídas. El hecho de que un plan de protección contra caídas funcione para un sitio, no significa que puede servir en la próxima obra. Al identificar un peligro de caída, analice la probabilidad de lesiones fatales o graves, así como la cantidad de veces que los trabajadores estarán expuestos al peligro. No espere a que se produzca una caída antes de tomar las medidas para actualizar su plan de protección contra caídas. La mejor forma de eliminar las caídas es cambiando los procesos y el ambiente de trabajo, de una manera consciente y ordenada.