Publicado el

Rescate en altura: ¿qué hacer en caso de accidente?

Con la expansión vertical de las ciudades, es cada vez más común ver personas trabajando en altura. Las estadísticas de la ACHS señalan que las caídas en altura representan el 31% de los accidentes laborales fatales en Chile. Es indudable que el trabajo en altura tiene altas tasas de accidentabilidad, lo que la convierte en una de las actividades más riesgosas dentro del mundo laboral. Es por eso que, ante una emergencia, es imprescindible saber de qué forma actuar, además de saber qué equipos son necesarios para prestar ayuda eficaz e inmediata al accidentado y así, poder contar con implementos de rescate y primeros auxilios desde el primer día de trabajo.

Por norma, los trabajadores en altura deberán utilizar arneses y anclar estos mismos a una línea de vida, a modo de impedir que el trabajador caiga libremente al suelo y sufra lesiones graves o incluso fatales. Sin embargo, a este sistema debemos integrar un amortiguador, que disipe la energía que produce el choque, la cual también puede afectar gravemente al trabajador.  Una vez detenida la caída, el trabajador queda suspendido en el vacío con las extremidades por debajo del tronco. Esta situación, conocida como el “Síndrome del Arnés” o síndrome ortoestático, es muy peligrosa, puesto que se acumulan grandes cantidades de sangre en las extremidades y el corazón. Los primeros síntomas comienzan a desarrollarse a sólo 10 minutos de la suspensión en el arnés, por lo que un rescate rápido y coordinado es primordial; además de contar con una Cinta Anti Trauma Asecur de Segma. Este producto es una cinta que el usuario la pone en los pies y está fijada al Arnes por el lado de las argollas de posicionamiento. Permite al usuario alzar su peso al utilizarlo y evitar los efectos del síndrome del arnés.

Rescates Verticales

En los rescates verticales, la cuerda es el elemento más importante de la cadena de seguridad. Pero, ¿con qué otros implementos de rescate debería contar una empresa? Si nos referimos a faenas de altura con potencial de rescate de trabajador desde fachadas, debe existir un kit, el cual incorpora en términos generales, polipastos (combinación de poleas fijas y móviles), cuerdas y accesorios. Algunos de ellos son: mosquetones de seguridad, absorbedor de energía, multiplicador de anclaje, un descendedor autofrenante, cuerda estática
y protector de cuerda, cinta de anclaje regulable y una llave de torque.

Para el accidentado, es necesario contar con una camilla rígida, que pueda ser izada o descendida según requiera la labor de rescate. Existen algunas camillas diseñadas para ser izadas por helicópteros, como Orange Board de Segma.

Pero no todos los accidentes requieren de un helicóptero para bajar al trabajador. Si el trabajador que sufrió el accidente está sano y salvo, puede bajar él mismo con un sistema de autorescate como el Derope de Salvamento Segma. Este producto simplifica mucho el proceso de rescate. Posee un mecanismo automático que regula la velocidad de descenso, haciendo que la persona accidentada descienda de manera suave y lenta. Por último, siempre es recomendable tener un cuello ortopédico o un inmovilizador Ranger, que previene lesiones cervicales en la víctima del accidente.

Protocolos de rescate y primeros auxilio

¿Qué hacer ante un accidente laboral en altura? El primer paso, es llamar al 1404 de la ACHS. Es un número de emergencia dispuesto para recepcionar llamadas de solicitud de ambulancia, donde éstas son respondidas por personal de salud entrenado. Ellos gestionan las solicitudes de ambulancia a nivel nacional, coordinan la prestación de primeros auxilios y las derivaciones de un accidentado al Centro Asistencial.

Rodrigo Barahona, especialista senior en Seguridad y Salud en el Trabajo de la ACHS, explicó que frente a cualquier accidente “debe operar el plan de rescate y/o emergencia del proyecto, eliminando con ello la posibilidad que otros trabajadores también sufran lesiones. Por tal motivo, todo trabajador que enfrente un accidente, debe dirigirse rápidamente a la zona de seguridad establecida en el proyecto. Cada obra cuenta con, a lo menos, un profesional capacitado en primeros auxilios, a través de un curso base, a afecto de exclusivamente contener al accidentado, mientras llega la asistencia externa”.  

Conocer los riesgos que implica el trabajo en altura, protocolos y conceptos que conviven en esta actividad, es el primer paso. Por esta razón, la ACHS imparte para profesionales de la construcción el curso “Administración de rescates vertical en obras de construcción con trabajador consciente”.  Esta instrucción entrega nociones teóricas y prácticas para contener y manejar un rescate, mientras llega la asistencia externa.  Además, existe Segma® Class, un brazo de nuestra compañía, orientado exclusivamente a capacitar, difundir y actualizar conocimientos a tanto a los usuarios de SPDC, como a todos quienes requieren aprender de Acceso seguro en Altura para desarrollar sus actividades.

Concluyendo, la capacitación constante, promover el autocuidado y la cultura preventiva en las empresas, es vital para evitar tragedias en el lugar de trabajo. Si te preocupa este tema y quieres conocer de qué manera te podemos ayudar, escríbenos a segma@segma.cl