Publicado el

Seguridad portuaria y acceso seguro en embarcaciones

El trabajo a bordo de los barcos pesqueros y buques mercantes es un rubro que presenta serios riesgos de accidentes, que por lo general son graves y comprometen la vida de la tripulación. Entre estos accidentes están las caídas al vacío, tanto de alturas (cubiertas, andamios, máquinas y equipos de trabajo, vehículos, escaleras, etc.) como en profundidades (bodegas, espacios cerrados, etc.), factores que se ven incrementados por los movimientos propios de la navegación. ¿Cómo podemos realizar un trabajo seguro en altura en estas embarcaciones?

El problema reside mayormente en las condiciones laborales de este sector profesional, que se enfrenta cada día a múltiples peligros, desde caídas a distinto nivel hasta la peligrosidad propia de las mercancías (a veces con agentes químicos o biológicos. Los estibadores portuarios son aquellos operarios encargados de cargar, colocar y almacenar las mercancías y cargas a bordo del barco para ser transportados a otro puerto, ocupando el menor espacio posible, reduciendo al mínimo las demoras en el puerto de descarga y trabajando con la máxima profesionalidad y seguridad para el buque y su tripulación.  

Los protocolos de procedimiento para estibadores en terminales marítimos instruyen el uso de arnés de seguridad en labores que se realicen desde los 2 metros de altura. La mayoría de los arneses se fijan a la línea de amarre por el pecho para desengancharlo uno mismo, pero es preferible usar un arnés con argolla dorsal, puesto que si el trabajador cae al agua y es remolcado desde el pecho existe riesgo de ahogamiento.

Así mismo, es muy importante contar con una línea que permanezca siempre tensa a lo largo de ambos lados de la cubierta. Sin ella, el uso del arnés carece por completo de sentido. La compatibilidad entre la línea de vida y el arnés deberá establecerse desde el punto de vista de la resistencia; la cual está determinada por la norma de referencia.

En las bodegas de los barcos también existen protocolos y medidas que se deben tomar para un trabajo seguro, como contar con una correcta ventilación, uso de equipos semiautónomos de respiración y mascarillas y sobre todo, una debida planificación las labores para que el operario pase la menor cantidad de tiempo posible dentro de la bodega. Mientras que en la cubierta del barco, se pueden utilizar dispositivos de rescate como trípodes para espacios confinados, pescantes o davits, equipos retráctiles con polea de elevación para el rescate, etc. Los pescantes o Davits sirven para izar los botes salvavida y se disponen en distintas partes de la cubierta, según el tipo de embarcación con el que vayan a utilizarse: botes, balsas, embarcaciones de salvamento como lanchas rápidas o embarcaciones auxiliares.

Resumiendo, los accidentes marítimos se deben evitar en la fase de diseño y construcción de los buques y embarcaciones, con la toma en consideración de medidas organizativas, con elementos de protección individual (arneses) y colectiva (líneas de vida y davits), así como la formación en protección y medidas de seguridad a los trabajadores del mar.